¿En serio que todavía no sabes lo qué es el Coaching?, ¿o lo que un Coach profesional realiza?

qué-es-el-coaching

No te preocupes.

Sinceramente, yo tampoco tenía ni idea hace cinco años cuando me lance a la búsqueda y captura de una certificación para ser  Coach profesional de que lo que ser coach significaba.

Creía que esta profesión era la mejor manera codearme con la alta dirección en empresas, siendo el salvador, guía, asesor y ángel de la guarda de los CEO de turno.

¿Y sabes qué?, en mis delirios de grandeza hasta pensaba que la mismísima Casa Real podría contar con mis servicios para trabajar con ellos. ¡Oye!, ¿no dicen que hay que pensar en grande?, ¿por qué me iba a quedar yo en asuntos fútiles?.

Como veis, yo también tenía mis propios ideales.., ¡pobre de mí!.

Pero un momento, ¿por dónde iba?. ¡Ah sí!, estaba intentando explicaros qué es esto del Coaching y qué es lo que hace un Coach.

[bctt tweet=”¿cómo alguien que pretende ser Coach no sabe qué es el Coaching?”]

Quizá os parezca un poco extraño esto que estoy contando, pero es como si alguien que va a empezar la carrera de medicina, abogacía o periodismo, y no sabe, o no tiene una idea general de qué hacen los médicos, los abogados o los periodistas.

Pues por raro que parezca, existe un porcentaje elevado de personas que dicen quieren ser Coaches sin saber qué es el Coaching.., vamos, ¡como yo hace cinco años!, con lo que es impensable imaginarme un juicio de valor sobre estas personas, ¡si yo era exactamente igual!.

Vale, ¿y entonces qué es el Coaching?

Por tanto, la primera premisa para saber qué es el Coaching es precisamente indagar en qué consiste el fundamento del término, ya que esta palabra anglosajona y derivada comúnmente del deporte puede (y de hecho lo hace) llevar a confusión.

Unas líneas más arriba habrás observado con perspicacia que mi ingenuidad era elevada, y pensaba que el Coaching me permitiría asesorar y guiar a personas de diferente índole, pero nada más lejos de la realidad.

El Coach no dice al cliente o Coachee lo que tiene que hacer.

Lo siento si acabo de decepcionarte… pero el Coaching no es sinónimo de asesoría.., ¿No? ¿En serio?

Pues sí, totalmente en serio, ¿y entonces? te estarás preguntando… ¿qué es lo que hace un Coach?.

¡Ay Dios mío!, ¡y yo que pensaba que a mí, y sólo a mí, me iban a escuchar varias de las mentes más privilegiadas y poderosas de este país!”.

Pues no exactamente, bueno, escucharte sí puede que te escuchen, pero emitir tu opinión no será posible, o si lo haces, no estarás ejerciendo aquello sobre lo que versa este pequeño escrito.

 Asuntos relativos al Coaching

[bctt tweet=”El Coach acompaña, pregunta, propone juegos, desarrolla el ingenio..,”]

El Coach, simplemente, y esto es lo complicado del asunto, acompaña, pregunta, propone juegos.

Desarrolla el ingenio, construye metáforas, desengrasa mentes estancadas en pensamientos lineales y en ciertos casos inertes, estruja cerebros para que sean más creativos, más libres, fuera de ataduras.

Pero sabiendo que el mundo real existe, que objetivos demasiado ambiciosos quizá no lleguen nunca a hacerse realidad.

Y que por poner un ejemplo, y a estas alturas de mi vida, será un poco difícil que pueda llegar al nivel de Rafa Nadal en una cancha de tenis, en caso de que ese fuera mi objetivo de Coaching, o que mi objetivo sea llegar a la tonalidad vocal y de canto que tenía Freddy Mercury, cuando sólo he cantado en la ducha y desafinando.

Ahora bien, ¿no os suena mejor y más gratificante el hecho de no decir a vuestros clientes lo que tienen que hacer?

Lo que hará el cliente de Coaching con vuestro trabajo es descubrir por sus propios medios, su propia consciencia y su responsabilidad personal hacia dónde quiere ir, qué valores personales están funcionando detrás del objetivo y cómo llevarlo a cabo.

Por supuesto, detrás de ello estará vuestro acompañamiento, pero al fin y al cabo, la responsabilidad de lo que ocurra en un proceso de Coaching es básicamente del cliente.

No todo el mundo requiere de Coaching

Eso sí, existe algo que tiene que quedar claro en vuestra mente, futuros Coaches de éxito.

Y es que esta modalidad no es el chocolate para todos, la barra libre del desarrollo personal y profesional, porque sabed que no todo el mundo es adecuado como cliente de Coaching. Bien porque no sea su momento, no sea su herramienta o no se encuentre en el nivel de consciencia adecuado para crear e interponer por sí mismo objetivos, realidades, opciones y planes de acción que sean adecuados.

Es cierto que casi todos nosotros podamos necesitar un Coach en algún momento de nuestra vida.

Pero algunas personas lo necesitarán a los 20 años, otras a los 35 y quizá otras a los 60, sin importar sexo, condición, raza o religión.

Lo único e imprescindible que se tiene que dar en el cliente es un estado adecuado y un momento óptimo para sacar el máximo provecho del proceso.

Si esta premisa no se da, no pasa absolutamente nada.

Simplemente no es su momento o necesita otra disciplina u actividad diferente del Coaching, ya sea mentoring, consultoría, terapia…, o simplemente salir a tomar unas cañas con los amigos.

 .., Pero yo lo que quiero es convertirme en Coach

¡Ya, genial¡ estaréis pensando, pero, ¿y qué ocurre con los que queremos convertirnos en Coaches y además sabemos de sobra lo qué es Coaching y lo que no? ¿Todo el mundo puede ser Coach?.

La respuesta en este caso es similar a lo dicho anteriormente.

No todo el mundo tiene las condiciones para convertirse en un gran Coach, y siempre existen condicionantes previos.

En mi caso, y que me perdonen los grandes artistas por tal injerencia, yo sería incapaz de tomar un trozo de mármol y esculpir una obra siquiera reseñable, a pesar de que me den la técnica, los materiales y tener unos buenos maestros escultores conmigo, ya que sin mi propia esencia será complicado que mi idea se impregne en la obra.

Características como:

  • la empatía,
  • la sensibilidad por el ser humano (independientemente del rol que esté desempeñando ese individuo),
  • una ética intachable, el conocimiento del entorno y la sociedad,
  • cierto atrevimiento a desarrollarse ante retos a veces mayúsculos (entendiendo que existen siete mil millones de maneras diferentes de entender el mundo, amén de las propias diferencias culturales),
  • y un profundo respeto por aquello que el cliente transmite (ya sea un reto personal o un proyecto de internacionalización de su Pyme)

Son las premisas básicas para una persona que quiera desarrollarse dentro del mundo del Coaching.

Entonces, ¿existen personas con ese perfil y que además quieran desarrollarse y trabajar con otras personas?

Desde luego que los hay, y estar tranquilos, porque normalmente las bases para ser un buen Coach se aprenden en las diferentes escuelas especializadas, que por cierto, hablaré de las diversas posibilidades de acreditación próximamente.

Solamente un consejo pequeños aprendices de brujo, ir paso a paso, siendo la primera estación conocer qué es el Coaching y en qué consiste.

[bctt tweet=”Conociendo qué es el Coaching habréis caminado un buen trecho para dar el siguiente paso”]

Solamente conociendo esta parte esencial, ya has dado un paso adelante importante.

Y si os gusta el reto, no dudéis ni un segundo en profundizar más en ello, ya que aprender a ser Coach es apasionante.., incluso más que saber qué es el Coaching en sí sin confundirlo con otras disciplinas.

Para ello hemos preparado un diploma de especialización junto a la UPV (Universidad Politécnica de Valencia), donde podrás convertirte en Coach y con las certificaciones necesarias para ello.

Puedes conocer los detalles del programa pulsando aquí abajo:

Si, Quiero ser Coach

Espero haberte ayudado a comprender mejor qué es el Coaching, en que consiste y cuales son sus funciones principales. Si es así dame un me gusta, comparte esta entrada con tus amigos en las redes sociales o déjame tu pregunta en el hilo de comentarios. ¡Gracias!.