Cualquier directivo avispado sabe que un trabajador feliz es más productivo, leal a la organización y da un mejor servicio a los clientes que un empleado insatisfecho. Por eso contar con una alta satisfacción del empleado es clave para construir un negocio rentable, sólido y competitivo.

Sin embargo, en la mayoría de las organizaciones para las que he trabajado o que y que he visto de primera mano, este hecho no ocurre con asiduidad, e incluso en mi entorno cercano las quejas y el desánimo son el pan nuestro de cada día.

satisfacción del empleadoEs como si una plaga afectara a la mayoría de las empresas y la situación se dejara llevar como el fluir de un río en búsqueda de la llanura.

Por eso, a día de hoy, los mejores lugares para trabajar son la excepción y no la regla. Y eso no debería ser así.

Así que en esta entrada me he propuesto compartir contigo una guía particular para que puedas mejorar la satisfacción del empleado en tu organización y que puedas asentar las bases de un lugar más sólido, cercano y productivo.

¿Por qué debes mejorar la satisfacción del empleado en tu organización?

“Tus clientes nunca amarán tu empresa hasta que tus empleados la amen primero”.
-Simon Sinek

Deja que te ponga en situación:

Los clientes de tu empresa esperan que tus productos les proporcionen una experiencia agradable mientras les solucionas sus problemas a cualquier hora del día. Y son los miembros de tu equipo quienes deben proporcionar esa experiencia.

Pero ¿Cómo van a hacerlo cuando el 53% de la fuerza laboral sufre de estrés y el 64% de los responsables admiten que les faltan capacidades de liderazgo?

Pues muy difícilmente.

[bctt tweet=”“Tus clientes nunca amarán tu empresa hasta que tus empleados la amen primero” -Simon Sinek” username=”IsoraSolutions”]

Para colmo, la mayoría de los ambientes de trabajo son tóxicos.

Uno de cada dos trabajadores afirma haber vivido situaciones de presión más allá de las propias del puesto de trabajo.

Por lo tanto, pelearse por conseguir un cliente cuando tu fuerza de trabajo está bajo estrés y mal liderada, sólo se traducirá en una mala experiencia para tus usuarios.

¿Cómo puede un camarero con síndrome del trabajador quemado proporcionar una experiencia de usuario superior al cliente? Eso es sencillamente imposible, o al menos, la complicación se acrecienta.

Pero… entonces ¿cómo puedes mejorar la satisfacción de tus empleados en el trabajo?

Cómo mejorar la satisfacción del empleado

Lo primero que deberías averiguar es qué les importa de verdad a tus empleados de cara a su satisfacción en el puesto de trabajo.

Y justo después implementar las medidas que puedan mejorar su calidad de vida. Recuerda que sin ellos, muchas veces, estás perdido en quehaceres que por sí mismo no van a salir adelante.

Según la SHRM (Society for Human Resources Managemnt) hay diez factores principales que impactan positivamente en la satisfacción del empleado en una organización:

  1. trato respetuoso para todos los empleados a todos los niveles
  2. confianza entre empleados y jefes
  3. beneficios en forma de seguros y otros pagos en especie
  4. salario y paga
  5. seguridad en el trabajo
  6. relación fluida con el supervisor inmediato
  7. oportunidad de usar habilidades y formación en el puesto de trabajo
  8. respeto pulcro a las ideas propuestas por los empleados a los jefes
  9. estabilidad financiera de la organización
  10. reconocimiento explícito al desempeño del empleado por parte de la dirección

Estoy seguro que todos estos factores son muy importantes en tu organización, o en menor nivel en tu área de responsabilidad.

Pero cada organización es única y por lo tanto lo que te recomiendo es que:

  1. realices una encuesta de clima laboral,
  2. recojas sugerencias de tus empleados
  3. y preguntes cara a cara a los trabajadores por su opinión

Todo esto te permitirá tener una idea clara del nivel de satisfacción del empleado en tu empresa y saber por dónde empezar a mejorarla.

En anteriores post, hablé en alguna ocasión de valores, niveles de consciencia, e incluso conseguir armonización entre valores organizativos e individuales.

[bctt tweet=”los mejores lugares para trabajar son la excepción y no la regla” username=”IsoraSolutions”]

Todo ello lo mantengo, ya que si una persona con predominancia de valores pragmáticos se junta con una persona con predominancia de valores emocionales en un departamento comercial por ejemplo, y sin ser negativo el uno o el otro, sino todo lo contrario, seguramente los criterios de actuación de cara al cliente puedan ser diferentes y haya choques a la hora de formular el trabajo.

Con ello, creo adecuado conocer qué está ocurriendo en tu organización, qué es lo que piensa tu gente, cómo actúan y por qué actúan de la manera en que lo hacen.

Esa información es la que más y mejor puede ayudarte para darle un impulso a la satisfacción del empleado.

Qué puedes hacer tú para mejorar la satisfacción del empleado en tu organización

Mi recomendación en este punto es que si es necesario y puedes, hagas cambios rápidos, pero:

  1. siempre asegurándote de qué estás haciendo,
  2. y llegando a un consenso con las personas a las que estás proponiendo dichos cambios.

Cuanto antes se perciba en el entorno de la empresa que hemos pasado del papel a la acción mayor será el impacto entre los trabajadores.

Por experiencia te digo que no hay nada peor que pedir feedback y crear expectativas en la fuerza laboral para después quedarte de brazos cruzados.

El hecho, los tiempos y la propia implantación deben ser claros, conocidos y asumibles por todos los jugadores.

Si por ejemplo, uno de los factores que más incidencia tienen para la satisfacción del empleado en tu organización es la conciliación de la vida familiar y laboral o las dificultades para llegar al trabajo, dotar de un mayor control sobre los horarios a los trabajadores mediante medidas de flexibilidad horaria, facilitará mucho la vida a tus empleados e incidirá positivamente en su calidad de vida.

Esto sin necesidad de elaborar un sesudo plan de satisfacción del empleado.

Pequeñas cosas como estas pueden incidir muy positivamente en ambiente de trabajo.

Otras medidas semejantes que pueden tomarse al margen de la retribución son:

  • tratar a todo el mundo con respeto y escuchar qué opinan las personas
  • promover el reconocimiento público al trabajo bien hecho
  • desincentivar las perdidas de tiempo “calentar la silla”
  • favorecer una atmósfera de aprendizaje
  • fomentar actividades sociales para romper la rutina
  • crear vínculos de confianza entre los equipos de personas
  • facilita escuchar y considerar las opiniones de tu gente

Todo esto es muy bonito pero sin embargo no es suficiente.

Para mejorar el clima laboral de forma permanente también es necesario pensar en crear un nuevo espacio de trabajo, incidiendo en los criterios de selección y promoción interna. La contratación por valores es una herramienta eficaz para hacer esto.

Tu nuevo espacio de trabajo

Mejorar la satisfacción del empleado de una forma duradera implica también hacer ciertos cambios. En mi experiencia optar por contratar a las personas adecuadas y alineadas con los valores de la organización ayuda mucho más que contratar bajo el paradigma de las competencias profesionales.

Si la persona tiene los valores compatibles con tu organización ocúpate de que adquiera las competencias profesionales una vez contratada

Como siempre digo, solemos contratar a las personas por sus competencias y despedirlas por nuestras diferencias en valores.

Para garantizar un nivel alto de satisfacción laboral necesitaras:

  1. cambiar tu proceso de selección y contratar por valores
  2. selecciona a la persona adecuada para el puesto adecuado en función de valores compatibles
  3. adecuar las políticas de RRHH a procedimientos basados en la gestión del desempeño
  4. saber cómo se sienten las personas de tu organización y actuar en consecuencia
  5. trabajar sobre los individuos clave de tu organización (responsables) y sus habilidades directivas

Si partimos de un proceso de selección y promoción interna que garantiza la contratación de personas con valores compatibles y alineados con la organización y además les formamos y facilitamos el aterrizaje dentro de la casa, evitaremos conflictos derivados de los roces diarios del trabajo en equipo. Fomentando un clima de seguridad y confianza.

Eso repercute de forma positiva en la satisfacción del empleado y según los estudios la productividad media se dispara en un 35%.

NO digo que con esto vayas a crear el cielo en la tierra. Pero si reducirás significativamente los riesgos psicosociales y aumentarás los niveles de satisfacción.

En conclusión: crea un lugar mejor para trabajar

Es imposible que una organización funcione bien a largo plazo si la mayoría de sus empleados odia ir a trabajar.

Y si esto le pasa a tu compañía, estoy seguro que acabará por afectar al trato y servicio a los clientes.

Además, los empleados con mayor talento tratarán de escapar como sea de tu empresa y poco a poco el ambiente de trabajo será irrespirable provocando un aumento de bajas y absentismo laboral.

Tu objetivo es crear un lugar mejor para trabajar y esforzarte por ello.

Y tú ¿Cómo mejorarías la satisfacción del empleado y el ambiente en tu puesto de trabajo? ¿Ya has tomado alguna medida para conseguirlo?